Llámanos para asesoría gratis: 321-5785054

ENVIOS GRATIS PARA COMPRAS SUPERIORES A $200.000

PAGA CONTRA ENTREGA

La importancia del Lubricante íntimo, tipos, y consejos para elegir el indicado.

Los lubricantes íntimos son el ingrediente indicado para disfrutar más y mejor del sexo en pareja. Pero, ¿Cuál  debo elegir? ¿Cómo pedirlos? ¿Cuántos tipos de lubricantes hay? Para aclarar tus dudas hemos creado una pequeña guía que te ayudará a la hora de incluir un lubricante íntimo en tu relación.

¿Cuándo y por qué utilizar lubricantes íntimos?

Utilizar lubricantes se ha convertido en una práctica casi tan común como utilizar preservativos. En las parejas gays es un elemento casi imprescindible, mientras que en las heterosexuales su uso ha aumentado por diferentes motivos. En el caso de las chicas, la lubricación se produce de forma natural, unas están naturalmente más lubricadas que otras y en los casos de sequedad vaginal, es recomendable usar algún producto de lubricación sexual que ayude a facilitar y suavizar la penetración, permitiendo así el disfrute de ambas partes de la pareja. Otro motivo muy importante es que se ha normalizado el sexo anal, una práctica sexual increíblemente placentera que requiere de lubricación y dilatación. Solo así se puede llegar a disfrutar plenamente de esta vertiente del sexo en todas sus posturas.

Un lubricante íntimo puede convertirse en tu mejor aliado: a diferencia de la saliva que aunque pueda resultar agradable al principio tiende a evaporarse, deja la piel pegajosa y termina por dar un olor no muy erótico, el lubricante íntimo se enfrenta a las incomodidades de manera discreta. Además es hipoalergénico y perfectamente compatible con todos los preservativos, que no es el caso de la vaselina, utilizada durante mucho tiempo (puede dañar el látex, creando poros, y causar irritación). Los aceites, por su parte, aunque son muy útiles para dar un masaje erótico, no lo son tanto para lubricar la zona íntima.

Por último, la utilización de lubricante íntimo es muy recomendado con los juguetes sexuales, ya que proporciona un contacto más suave y permite evitar la irritación causada por una utilización prolongada. OJO nunca utilices un lubricante a base de silicona con los juguetes de silicona. Son incompatibles, se pueden romper o te pueden producir irritaciones. En caso de duda, opta por un lubricante de base de agua, se trata del tipo de gel íntimo más seguro.

Es decir, estas son las tres principales ocasiones en las que te recomendamos incluir estos maravillosos productos:

El uso de lubricantes, la forma más sencilla de añadir picante a la relación

¡Sal de la rutina de forma rápida  sencilla! El lubricante íntimo puede emplearse con total confianza para añadir pasión y calentar motores. Basta con colocar una poco de lubricante en la entrada de la vagina, ano o pene o incluso el juguete sexual justo antes de la penetración y dar un masaje con los dedos para esparcir en toda la zona. Cuidado si lo utilizas con un preservativo: demasiada cantidad hará que el látex se deslice demasiado y puedes perderlo.

Tipos de lubricantes

La gran gama existente de lubricantes íntimos responde a todas las necesidades y satisface todas las peticiones. Desde el estándar, que favorece la lubricación, hasta los lubricantes más avanzados que pueden, incluso, ralentizar el orgasmo. La mayoría de los lubricantes tienen una base de agua: no se pegan, no manchan, sus texturas no son demasiado grasas, son inodoras y se limpian con facilidad. Sin embargo, en cuanto a su composición, no se pueden utilizar en la bañera o en la ducha, ya que no son resistentes al agua y se disuelven.

Para un encuentro acuático es mejor utilizar los lubricantes a base de silicona. Estos poseen un poder lubricante más elevado, su textura densa y untuosa facilita su permanencia y la lubricación, lo que los hace muy adecuados para la penetración vaginal y anal. OJO, nunca utilices un lubricante a base de silicona con los juguetes de silicona. Son incompatibles, se pueden romper o te pueden producir irritaciones.

¡Agregale sabor! Si eres de los que le encanta lamer, besar, oler, juega con los perfumes y sabores. Numerosas marcas proponen lubricantes de sabores y exquisitos aromas, para caricias bucales más sabrosas o para relaciones sexuales más exóticas. Fresa, cerezakiwi, fruta de la pasión, chocolate  y muchos más… hay un lubricante íntimo para todos los gustos. Estos lubricantes son comestibles, son fórmulas sin azúcar ni colorantes y 100% compatibles con los preservativos.

Para los que buscan intensificar sus experiencias, tenemos los lubricantes con efectos térmicos: efecto frío y efecto calor. Producen gran sensación y estimulan los sentidos. El lubricante con efecto de calor al frotar con la piel genera una ligera sensación caliente, lo que produce aún más excitación en la chica.

En resumen, estos son algunos de los lubricantes más comunes:

¿No sabes dónde encontrarlos? Mira todas las opciones que tenemos para ti en nuestra tienda El Cuarto Rosa

Normas de los lubricantes íntimos

Diviértete, pero de forma segura. Ten en cuenta estos puntos al usar lubricante intimo:

  • Se aconseja evitar todo contacto entre la mucosa y el lubricante. Si quieres practicar una penetración vaginal después de una penetración anal, es preferible limpiar el lubricante y volver a poner gel limpio sobre el pene antes de pasar al acto.
  • Se debe guardar el lubricante en un lugar fresco, seguro y seco, así como revisar la fecha de caducidad antes de utilizarlo.
  • Fíjate en los ingredientes o propiedades de cada gel lubricante para evitar reacciones alérgicas. Hay mucha variedad de marcas, así que opta por una gama libre de componentes irritantes.
  • Nunca utilices un lubricante que no sea compatible con el látex, si se usa un condón de ese material.
  • El recipiente siempre debe cerrarse bien después de usarlo y no exponerlo al sol o al calor excesivo; de lo contrario, se dañará.Ahora que conoces un poco más sobre el Lubricante íntimo y todas las maravillas que aporta a nuestra vida sexual solo nos queda que te animes a incluirlo y disfrutar el indicado para ti y tu pareja. ¿Te animas a probarlos?