Llámanos para asesoría gratis: 321-5785054

ENVIOS GRATIS PARA COMPRAS SUPERIORES A $200.000

PAGA CONTRA ENTREGA

EROTIZA TU HABITACIÓN

CONVIERTE TU HABITACIÓN EN UN ESPACIO DE DESEO…

Con un poco de creatividad, tu habitación puede convertirse en un lugar erótico y estimulante. Un espacio que invita al amor puede ayudarte a tener una vida sexual más satisfactoria y lograr una mayor conexión con tu pareja.

Nuestra habitación es nuestro espacio más personal, y por ello, el lugar más indicado para sentirse sexy. Una montaña de ropa sucia tirada en una esquina podría acabar definitivamente con nuestra libido, para conseguir que nuestro espacio íntimo transmita erotismo y deseo se necesita tener en cuenta ciertos detalles…

LA CAMA

La cama es la protagonista principal de la habitación, y por ello, debes poner una especial atención en ella. El placer de sentir un juego de sábanas suaves y limpias es indescriptible. Decora con muchas almohadas, convierte tu cama en un nidito de amor, listo para recibirte y disfrutar.

via GIPHY

ORDEN Y LIMPIEZA

La limpieza y el orden relajan a la mayoría de las personas. Olvídate de dejar cosas tiradas en cada esquina, intenta mantener los “cachivaches” en su lugar, y dale espacio a los accesorios que inspiren al romance, por ejemplo, una bonita silla o sofá.

ACCESORIOS

Agrega elementos sensuales que te estimulen, quizás un cuadro decorativo con imágenes sugerentes o algún accesorio al que le tengas un cariño especial. El espejo, por ejemplo, es un elemento erótico por naturaleza, tener uno que refleje parte de la cama desde un punto de vista discreto sería extremadamente sexy. .

COLORES

Crea un ambiente cálido, con colores exquisitos que alegren la vista. Los tonos naranja, melocotón, crema o beige claros, son especialmente indicados para conseguir un entorno lleno de deseo. Cuida la iluminación, expertos en decoración coinciden en que la luz más sensual es la natural.

ESTIMULA LOS SENTIDOS

Para estimular los sentidos debemos ir más allá del sentido de la vista y el tacto. El olfato, el oído, el gusto… Son claves para lograr un estado de total relajación y entrega. Ten siempre listas velas aromáticas, aceites para masajes o lubricante íntimo con agradables fragancias. Cuida tu habitación de ruidos externos, una buena idea es crear una lista de música o sonidos que les agrade a ambos. Para esos días estresantes y difíciles ten a la mano una botella de vino o chocolate negro ¡una exquisitez!. .

via GIPHY

¿Te has detenido a pensar qué es lo que transmite tu habitación? Cuéntanos tu experiencia…